Control de Arañas

Casi todas presentes en zonas urbanas no son peligrosas, aunque pueden dejar marcas en sitios delicados, tales como el cuello y la cara, sobre todo en personas alérgicas. Generalmente habitan rincones, paredes de ladrillo visto, techos de paja, balcones, tirantes, aleros, etc.

Siempre tratan de extender sus telas en sitios estratégicos, donde haya tránsito de insectos, sus verdaderas víctimas.

MEDIDAS DE CONTROL

El control consiste en aspersiones o atomización de insecticidas residuales piretroides sobre paredes, techos de paja, tejas, fachadas, pudiendo complementar el tratamiento con aplicación de gas para desalojar con más éxito. Siempre es recomendable disminuir la iluminación exterior para no atraer insectos voladores y por consiguiente no atraer arañas.

[table id=1 /]